Los juicios en la maternidad

La maternidad viene cargada de juicios. Aunque con algunas mamás hagamos tribu y nos sintamos en un lugar de paz, cada decisión, cada paso que des va a ser observado, analizado, cuestionado y tristemente juzgado por la inmensa mayoría.

Emitimos juicios sobre la maternidad de la mujer de al lado, sin pensar. Te catalogan de mejor, peor o mala mamá por tomar tus propias decisiones.

Y el juicio empieza antes de tener hijxs. Que porqué adelantas tanto la maternidad si vas a tener toda una vida para ser mamá. O porqué retrasarla para después de los 30’s si no vas a tener la suficiente energía para cuidarlos. Sólo dos hijos, que poquito, bueno al menos le diste un herman@. Más de tres, una total irresponsabilidad para el planeta.

O ya que los tienes, cómo se te ocurre volver a trabajar y dejarlos en una guardería, vas a perderte todos sus «primeros». O cómo puedes dejar tu trabajo para ser mamá de tiempo completo, eso es una locura. En 5 años que quieras regresar nadie te va a contratar.

Y puedo hacer una lista interminable donde cada una de nuestras decisiones será juzgada:

  • Si es parto natural o cesárea.
  • Si respetas la cuarentena o decides salir pronto
  • Si das pecho o biberón, o ambos
  • Si das pecho más de 6 meses, o mas de un año
  • Si usas pañales desechables o de tela
  • Si porteas o usas carreola
  • Si haces colecho o dejas que el bebé duerma desde los 6 meses o antes en su cuarto
  • Si sales de noche y dejaste encargados a tus hijos o si no sales nunca
  • Si dejas el trabajo o decides volver a trabajar
  • Si tienes o no ayuda en casa
  • Si das papillas o haces BLW
  • Si les das de comer de todo o los haces vegetarianos desde pequeños
  • Si eres egoísta porque te atreves a irte de viaje sin hijxs o eres una aprensiva porque no te has despegado ni una noche de tu bebé

Y la lista podría ser eterna. Lo que es un hecho es que cada decisión va a venir cargada de un juicio disfrazado de «opinión»

Así que vive tu maternidad como se te de la gana, sin dar explicaciones y justificarte con absolutamente NADIE. Cada maternidad es una historia personal y única, de hecho cada hijo es único y una forma de maternar generalmente no funciona de la misma manera con cada uno.

Deseo que podamos dejar de opinar sobre la vida y decisiones de otras mamás, dejar a un lado los comentarios sarcásticos y opiniones que no aportan nada. A la fecha no conozco una sola mamá, que no haga lo que crea mejor para sus hijxs y dinámica familiar.

Así que dejemos «ser» en toda la extensión de la palabra, abracemos nuestras diferencias, y dejemos a un lado las comparaciones. Y acuérdense antes de juzgar que somos espejos y nos reflejamos en los demás.

Y deseo también que nuestros gigantescos egos quieran dejar de salvar otras maternidades. Vivamos la nuestra, con esa es más que suficiente para estar absolutamente ocupada las 24 horas del día.

Deja una respuesta

Suscríbete a mi Newsletter!

Únete y no te pierdas ningún post, consejos, y mucho más.

Te has subscrito de forma exitosa!

Send this to a friend